Condiciones seguras de trabajo, comunicaciones ATEX

Guía

La industria de la energía requiere equipos de alta calidad que proporcionen seguridad en cada dispositivo así como comunicaciones fiables para las operaciones diarias y en caso de emergencia. Aquí revisamos algunas de las prioridades para tener comunicaciones seguras en ambientes explosivos.

Pd7 Is News Thumb

Con el crecimiento de la población mundial, la demanda energética ha aumentado exponencialmente. Países de todo el mundo explotan sus recursos naturales para obtener energía tan eficiente y rentablemente como sea posible. En Latinoamérica, la mayor parte de economías dependen de la explotación petrolera o de gas natural por lo que los gobiernos y las empresas del sector energético buscan más y mejores tecnologías permanentemente.

Recursos en zonas remotas

Cuando hablamos de gas y petróleo muchas veces los yacimientos se encuentran en zonas remotas, lo que hace que la exploración sea compleja y costosa. Las empresas de petróleo y energía destinan muchos recursos a la investigación de estas áreas. Esta investigación requiere de equipos de expertos que determinen la viabilidad económica y técnica de la extracción y transporte de los hidrocarburos.

Estos ambientes remotos pueden encontrarse en zonas de temperaturas extremas, tanto altas como bajas. Desde el Ártico hasta los desiertos de Medio Oriente, los yacimientos ponen a prueba a los inversionistas. En el ámbito de la comunicación, las empresas también se enfrentan a desafíos ya que por su distancia de los centros poblados la infraestructura de las redes públicas no siempre está disponible. Un sistema comunicaciones adecuado se vuelve imprescindible para lograr los objetivos, asegurar la información y proteger al personal y la inversión.

Prioridad 1: Seguridad

Los ambientes ATEX se refieren a atmósferas explosivas en donde hay mezclas de gases, vapores, nieblas o polvos de sustancias inflamables en donde tras una ignición se propaga la combustión de dicha mezcla. Esto implica un grave riesgo de accidentes. Por esta razón las industrias del gas y petróleo invierten en una cultura de seguridad fuerte en todas las circunstancias, pues cualquier error puede ser muy costoso.

Las regulaciones de seguridad en estos espacios se enfocan en la rigurosa protección de la infraestructura y del personal. Los equipos utilizados en entornos ATEX deben cumplir con los más estrictos niveles de seguridad para lograr su objetivo y mitigar cualquier tipo de riesgo de ignición.

En el ámbito de las comunicaciones, las radios de dos vías, accesorios y todos los elementos de los sistemas deben cumplir sin ninguna excepción con estas características. De preferencia deben ser certificados adecuadamente por las entidades de control de calidad que acreditan su seguridad:

  • Intrínsecamente seguro (IS): como hemos observado, estos ambientes son vulnerables a explosiones e incendios. Los dispositivos que operan en estas zonas peligrosas deben contar con un diseño y materiales que reduzcan al mínimo la energía disponible para causar una ignición. Es decir, previene la generación de chispas y mantiene temperaturas bajas.

Prioridad 2: Cumplir los estándares

Si bien muchos productos en el mercado pretenden ser lo suficientemente seguros para utilizarlos en estas zonas, no todos lo hacen. Hay ocasiones en las que un ahorro puede transformarse fácilmente en una gran pérdida. Por esto existen organismos que establecen los estándares óptimos para que los dispositivos puedan ser utilizados en estas áreas.

En Europa estos estándares están dados por dos organismos:

  1. EU ATEX (Appareils destinés à être utilisés en ATmosphères EXplosibles): las cuales describen las condiciones mínimas que deben cumplir los equipos según el ambiente de trabajo cercano a una atmósfera explosiva.
  2. IECEx (International Electrotechnical Commission Ex): es un sistema para certificación de los estándares relativos a los equipos utilizados en las atmósferas explosivas.

El diseño de una radio intrínsecamente segura implica seguir estos parámetros de seguridad establecidos por equipos técnicos de alto nivel:

  • Los dispositivos deben resistir temperaturas extremas de +45°C a - 20°C
  • Los dispositivos deben ser resistentes a arena, polvo (incluyendo polvos metálicos), combustibles, químicos y agua
  • La resistencia de choques térmicos (capacidad de resistir cambios repentinos de temperatura) y ciclos térmicos (efectos de alternar calor y frío) debe estar probada para asegurar su confiabilidad
  • El equipo también necesita ser robusto para resistir caídas y golpes. Altos niveles de Ingress Protection (IP) y estándares militares (MILSTD) son indispensables

Prioridad 3: Protocolos adaptables

A pesar de que en el mercado existen distintos protocolos, existen dos que se destacan por su flexibilidad y seguridad al momento de establecer una red privada PMR:

Ambos protocolos constituyen herramientas para las operaciones en ambientes remotos. Al brindar una comunicación confiable y continua, la organización se asegura de estar preparada para una emergencia inesperada, así como para funcionar más eficientemente en las operaciones diarias.

En muchos sitios donde las redes de comunicaciones públicas no acceden, un sistema PMR puede comunicar eficazmente a equipos completos en áreas extensas como las plataformas petroleras. Estas redes se diseñan a la medida según las necesidad individuales de la compañía petrolera o de gas. Tanto la cobertura, capacidad, disponibilidad de la red y seguridad se adaptan al entorno, infraestructura, número de usuarios y nivel de acceso de cada usuario.

En Hytera, nos dedicamos a proteger su inversión y a su personal a través de las comunicaciones. Los dispositivos y accesorios Hytera cumplen con las normas que hemos descrito y mucho más. De esta manera queremos fortalecer el desarrollo económico de nuestra región. Para más información puede contactar a nuestros socios autorizados en América Latina.